Charlas

Sábado 8

Los pueblos no sólo tienen futuro. ¡Tienen presente!

Ponentes: Íñigo Hernani

Sábado 15

Mesa redonda: INICIATIVAS POR UN MUNDO RURAL VIVO

Ponentes: Contaremos con la participación de Héctor Castrillejo, profesor del curso de Saberes Tradicionales y Marta Valdivielso, ambos miembros de la Universidad Rural Pablo Freire del Cerrato, en Tabaneras, así como con Juan José Asensio, alcalde del Valle de Zamanzas e impulsor de distintas iniciativas por la revitalización del Valle y por último, con Lola Merino Chacón, presidenta nacional de AMFAR, la federación de mujeres y familias del ámbito rural, organización que desde hace más de 20 años lucha por la igualdad de oportunidades, la formación, el fomento del empleo y el reconocimiento de las mujeres rurales.

Abordaremos la temática de la creación y el desarrollo de proyectos en el mundo rural desde diferentes puntos de vista complementarios.

Gracias a las aportaciones de los ponentes y sus experiencias en la creación, puesta en marcha y desarrollo de proyectos en el entorno rural comprenderemos diferentes visiones sobre los varios tipos de iniciativas que pueden realizarse con éxito en este marco, tras lo cual tendrá lugar un un debate participativo con los asistentes, en el que podrán expresar sus opiniones y formular sus preguntas al respecto.

Conferencia de ecofeminismo

Ponentes: Silvia de Santos García · Arquitecta especializada en bioconstrucción, participante de colectivos y movimientos sociales como Ecologistas en Acción

Todos los ecofeminismos comparten la visión de que la opresión de las mujeres y la explotación de la naturaleza son dos caras de una misma moneda, por ello buscan una transformación profunda en el modo en que la personas nos relacionamos entre nosotras y con la naturaleza. No se trataría de exaltar lo interiorizado como femenino, ni en el caso de las mujeres rurales responsabilizarlas del “idilio rural”, manteniéndolas en un papel  incondicionalmente cuidador y nutricio. Se trata de hacer visible el sometimiento, señalar las responsabilidades y corresponsabilizar a hombres y mujeres en el trabajo de la supervivencia.

Tanto el ecologismo como el feminismo permiten desarrollar una mirada distinta de la realidad, tomar conciencia de los recursos limitados y finitos de nuestro planeta, además de nuestra interdependencia y ecodependencia.

El ecofeminismo crítico permite “repensar” el mundo, se convierte en una alternativa a una forma de entender la realidad androcentrista, que ignora los costes biofísicos de la producción y los trabajos que al margen del proceso económico sostienen la vida humana.